lunes, 11 de abril de 2011

Eterna lucha en la izquierda

Siempre a la izquierda, pero con notables cambios de tendencia. Socialismo, sindicalismo y comunismo fueron las áreas políticas en las que Andreu Nin desarrolló su actividad. Diferencias entre el Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM) y otros partidos de izquierda le llevaron a la cárcel. Luego fue asesinado. Los pormenores de su final son, aún hoy, una incógnita.




Andreu Nin se inició en política en 1911 en Barcelona, ciudad a la que le llevó su formación para ejercer como profesor. Comenzó en política en la Unión Federal Nacionalista Republicana. Así empezó una intensa carrera, que pasó por distintas fases pero que en ningún momento salió de la izquierda. Desde el primer momento quedó patente su capacidad de liderazgo. Su carrera periodística fue muy prolífica. Fue redactor de El Poble Catalá, y colaboró con algunas otras publicaciones como El Baix Penedés, La Barricada y Los Miserables. Sus textos buscaron siempre mover a la acción. Fue ese intento de movilizar a las masas lo que le llevó a abrazar el sindicalismo de la CNT y a formar parte del PSOE. Sus escritos comenzaron a citar a grandes autores comunistas.  Algunos historiadores defienden que la revolución rusa de 1917 fue uno de los acontecimientos que más influyó en su vida. Pero Nin ya había viajado por Egipto, Italia y Francia. Contempló el mundo y creció su carácter pragmático. Sus cambios de ideología no estuvieron motivados por intereses políticos ni económicos, sino prácticos. Así lo demostró en 1919 en el Congreso de la CNT, con una ferviente defensa de la mejora de las condiciones de vida y trabajo de los obreros. Entre sus propuestas destacaba la fijación de un salario mínimo, la lucha contra el alza de los alquileres y los subsidios de invalidez. Cuando consideró que el republicanismo ya no podía influir en la vida política defendió que este era “políticamente un cadáver. Deshecho, desprestigiado, faltode fuerzas, no tiene arraigo ni solvencia moral en el país" Y comenzó una nueva etapa. Su capacidad de dirección le llevo a dirigir primero la CNT, donde sustituyó a Eugenio Boal, que había sido asesinado.  Imposible predecir que su actividad política, le reservaba el mismo futuro que a su antecesor.

Cruzó de nuevo las fronteras de España para asistir en Moscú, a la fundación de la Internacional Sindical Roja cómo representante de la CNT. Pasó allí varios años, estrechó lazos con Trotski del que terminaría desmarcándose. En 1930 regresó a España. Su experiencia, sus viajes y su conocimiento de la política internacional le otorgaban unas cualidades inmejorables para tener una brillante carrera política. Sin embargo, el panorama de la izquierda española era desolador. Estaba dividida en distintas facciones, en muchos casos opuestas. Socialistas y comunistas estaban enfrentados al anarcosindicalismo.

Andreu Nin dirigió la Oposición Comunista de Izquierdas. Se unió al Bloque Obrero y Comunista para formar el POUM, que él mismo lideró. Durante esta etapa su labor periodística fue enorme. Entre enero y julio de 1936 dirigió “La Nueva Era” publicación del partido en la que siguió la línea troskista que había defendido a los mandos de “El Soviet” entre 1931 y 1933, a su vuelta a España. Para cuando llegó la Segunda República, Andreu Nin ya tenía una opinión muy negativa de este sistema político. Se alejó del Congreso de los Diputados y del discurso parlamentario. Defendía que sólo el proletariado podía renovar España, al dar impulso a una revolución democrática a la que seguiría la construcción del socialismo. Estas ideas evidencian hasta que punto estaba influido por la Revolución Rusa. El proyecto sindical del POUM era muy ambicioso. En mayo de 1936 convocó una conferencia de Unión Sindical en las que se creó la Federación Obrera Sindical. Además se buscó una unión obrera a nivel nacional, al proponer la unificación a la CNT y a UGT. Se buscaba una asociación sindical que presidiría el propio Andreu Nin.



Su liderazgo definitivo en el POUM llegó con la Guerra Civil. Pretendió la colaboración con algunos sectores anarquistas y su pragmatismo desapareció. En circunstancias adversas, sus proyectos fueron percibidos como imposibles y comenzó a marginarse políticamente al POUM. Pese a todo Nin llegó a las instituciones. Formó parte en el gobierno catalán como  Consejero de Justicia, cargo que ocupó durante 3 meses. Sin embargo no moderó sus ataques contra la República. Su partido exigía la disolución del parlamento burgués.


Las desavenencias entre los distintos grupos de izquierda eran cada vez más patentes. Cuando en mayo de 1937 las fuerzas de seguridad ocuparon la Central Telefónica de Barcelona, CNT, Juventudes Libertarias, “Amigos de Durruti” y POUM se enfrentaron a la UGT y la CNT y los cuerpos represivos de la Generalitat. Juan Negrín formó el “Gobierno de la Victoria” del que se excluyó al POUM, que poco después fue disuelto y declarado ilegal. Nin desapareció con él. Fue detenido y encerrado en la prisión de Alcalá de Henares. Algunos historiadores defienden que de allí se le trasladó a un chalet privado, donde fue torturado y ejecutado. Otra teoría, sostenida entre otros por el periodista Jiménez Losantos,  sostiene que los servicios secretos soviéticos estuvieron detrás de su muerte. Pero los hechos que rodean su muerte continúan siendo una incógnita. Oficialmente fue declarado desaparecido.

El “Gobierno de la Victoria” integrado por fuerzas de izquierda, significó la derrota final de Nin y su muerte. No fue el enfrentamiento con tendencias radicalmente opuestas lo que provocó el asesinato de Nin. Su constante lucha en los sectores de izquierda le llevó a enfrentarse a menudo con diversas facciones socialistas y republicas. Estos enfrentamientos le costaron finalmente la vida.

Nin fue un pensador anacrónico a la situación de España. Pragmático el periodo pre-republicano, cuando el panorama nacional estaba inundado de ideas y pensamientos utópicos, e idealista cuando la situación de guerra exigía una mayor adaptación a la realidad.

Relación de artículos escritos por Andreu Nin (en catalán) en varios diarios: http://www.marxists.org/catala/nin/index.htm

0 comentarios:

Publicar un comentario